Ruedas de molino – Luis Acebal

Retomo mis RUEDASDEMOLINO para transmitir este llamamiento que me remite el amigo Giorgios Mitralias desde Atenas.

Por el derecho de los pueblos a auditar la deuda pública

 

A los pueblos de Europa y del mundo,

A todos y todas las que rechazan las políticas de austeridad y no aceptan pagar una deuda pública que nos ahoga, que fue contraída sin nosotros y contra nosotros. 

Quienes firmamos este llamamiento nos situamos junto al pueblo griego que, tras su voto en las elecciones generales del 25 de enero de 2015, es el primer pueblo en Europa –y en el hemisferio Norte- que ha rechazado las políticas de austeridad aplicadas en nombre del pago de una deuda pública contraída por los de arriba, sin el pueblo y contra el pueblo. Al mismo tiempo, consideramos que la creación de la Comisión de la Verdad sobre la Deuda Pública, por iniciativa de la Presidenta del Parlamento griego, constituye un acontecimiento histórico de fundamental importancia, no sólo para el pueblo griego sino también para los pueblos de Europa y del mundo entero.

En efecto: esta Comisión, compuesta por ciudadanos y ciudadanas voluntarias llegadas de todo el orbe, sin duda estimulará iniciativas semejantes en otros países. En primer lugar, porque el problema de la deuda es una verdadera peste que se abate sobre casi toda Europa y otros lugares. Y también porque muchos millones de ciudadanas y ciudadanos plantean, con sobrada razón, preguntas a la vez elementales y fundamentales sobre la deuda:

-¿Qué ha pasado con el dinero de los préstamos, y en qué condiciones se solicitaron estos préstamos? ¿Qué intereses se han pagado ya, bajo qué tipos de interés, qué parte del principal ya se ha devuelto? ¿De qué manera la deuda ha crecido sin que ello beneficie al pueblo? ¿Qué caminos han tomado los capitales? ¿Para qué han servido? ¿Qué parte se ha sustraído, por quién y cómo? Y también:

-¿Quién ha pedido prestado, y en nombre de quién? ¿Quién prestó y cuál fue su papel? ¿De qué manera se ha visto implicado el Estado, quién y cómo tomó las decisiones? ¿Cómo las deudas privadas se convirtieron en “públicas”? ¿Quién ha impulsado proyectos inadecuados e inútiles, quién contrató, quién se ha beneficiado? ¿Se han cometido delitos –por no decir crímenes- con ese dinero? ¿Por qué no se sustancian responsabilidades civiles, penales y administrativas? 

Todas estas preguntas las va a analizar de forma rigurosa la Comisión especial creada por iniciativa de la Presidenta del Parlamento de Grecia, Comisión cuyo mandato oficial se formula así: “Recopilar todos los datos relacionados con el surgimiento y el aumento desmesurado de la deuda pública y someterlos a minucioso escrutinio científico con el objetivo de definir qué parte que se puede identificar como deuda ilegítima, ilegal, odiosa o no sostenible, y ello tanto durante el período de los Memorandos, entre mayo de 2010 y enero de 2015, como en años anteriores. La Comisión también debe publicar informaciones claras y accesibles para todos los ciudadanos, realizar declaraciones públicas, facilitar la toma de conciencia de la población griega, así como de la comunidad internacional y la opinión pública internacional, y finalmente redactar argumentaciones y demandas relativas la cancelación de la deuda.” 

Consideramos que constituye el más elemental de los derechos democráticos, para cualquier ciudadano o ciudadana, el plantear estas preguntas y obtener respuestas claras y precisas a las mismas. Entendemos que rechazar responderlas supone una denegación de democracia y un rechazo de transparencia por parte de los de arriba, que han inventado el “sistema-deuda” y lo utilizan para enriquecer a los ricos y empobrecer a los pobres. Aún más grave: juzgamos que, al monopolizar el derecho a decidir sobre el curso de la sociedad, los de arriba privan a la inmensa mayoría de las ciudadanas y ciudadanos no sólo de su derecho a decidir, sino sobre todo del derecho a asumir sus propios destinos, así como tomar las riendas del destino de la humanidad.

Por eso, en esta situación de emergencia, dirigimos el urgente llamamiento siguiente a todos los ciudadanos y ciudadanas, a los movimientos sociales, a las redes y movimientos ecologistas y feministas, a los sindicatos de trabajadores y a las formaciones políticas que no se reconocen en esta Europa neoliberal, cada vez menos democrática y humanista: 

Manifestad vuestra solidaridad con esta Grecia resistente apoyando ahora, de forma activa, a la Comisión de la Verdad sobre la Deuda Pública griega y su trabajo de identificación de la porción ilegítima, ilegal, odiosa o no sostenible de tal deuda.

Defended a la Comisión de los indignos ataques con que la acosan quienes, en Grecia y en todo el mundo, están interesados en mantener oculta la verdad sobre el “sistema-deuda”.

Participad activamente en los procesos de auditoría ciudadana de la deuda que se están desarrollando en muchos lugares, en Europa y fuera de ella.

Compartid en red vuestro apoyo y solidaridad, pues sólo semejantes apoyos y solidaridades pueden lograr frustrar el plan de los poderosos que quieren asfixiar a la Grecia que lucha contra nuestros enemigos comunes: las políticas de austeridad y la deuda que nos ahoga.

Frente a adversarios experimentados, unidos, bien coordinados, armados con poderes exorbitantes y sobre todo decididos a llevar hasta el final su ofensiva contra todos y todas los que constituimos la aplastante mayoría de nuestras sociedades, no podemos permitirnos el lujo de resistir por separado, cada cual aislado en su rincón.

Unamos nuestras fuerzas en un vasto movimiento de solidaridad con la Grecia resistente y apoyemos a la Comisión de la Verdad sobre la Deuda Pública griega, y multipliquemos Comisiones semejantes allí donde sea posible. 

La lucha del pueblo griego es nuestra lucha, y su victoria será la nuestra, pues sólo la unión hace la fuerza.

Entre los y las firmantes:

  El economista comprometido Yorgos Mitralias me anuncia desde Atenas, el pasado 23 de abril, que van a apoyar de entrada este llamamiento personalidades como

Naomi Klein, Joseph Stiglitz, Thomas Piketty, Noam Chomsky, Ken Loach;

así como dirigentes sindicales, activistas de movimientos sociales, responsables políticos e intelectuales y artistas de renombre. Luego se hará público para recabar adhesiones de los ciudadanos y ciudadanas de todo el mundo.

Envíense las adhesiones a Yorgos Mitralias <giorgos.mitralias@gmail.com>

(14) Comentarios

  1. Serafin Calvillo Clavero

    Como ciudadano español y de la Comunidad Europea, doy todo mi apoyo a Grecia y su
    “Comisión de la Verdad sobre Deuda Públi-
    ca”. Mi solidaridad con el Pueblo griego y su Gobierno legítimo

  2. María de la Soledad Ruiz Martínez de Irujo

    Todo mi apoyo en esa lucha tan justa.
    Animo.

  3. Sunsi Martí

    Mi total apoyo a la “Comisión de la Verdad” . Por el derecho de los pueblos a auditar la deuda pública

  4. zulima alvarez hidalgo

    me hago eco del ultimo parrafo “la lucha del pueblo griego es nuestra lucha, y su victoria sera la nuestra”

  5. Macarena

    Todo mi a pollo a una lucha gusta

  6. Belinda Sanchez

    Estoy con Grecia,contra la austeridad del pueblo,contra los rescates,contra la deuda no adquirida…Adelante Grecia.

  7. carmen marquez

    Con los griegos siempre!!

  8. Miguel Ángel Valmaseda

    En Grecia nacieron la civilización, la filosofía, las ciencias, las bellas artes, es decir, todo lo que se opone a la barbarie, Grecia dio nombre a Europa. Si Grecia es expulsada de Europa, habrán triunfado otra vez las hordas bávaras.

  9. Miguel Ángel Valmaseda

    bárbaras

  10. Lola

    Contra la austeridad y a favor siempre de la soberanía de Grecia. Mi total apoyo.

  11. Marielle Edvige

    I agree completely with this aim.

  12. JOSEBA IMANOL CASADO MARTINEZ

    Como ciudadano europeo, mayor de edad, apoyo sin reservas esta manifiesto y lo que expone.

  13. miguel

    Mi apoyo a grecía, la única deuda que tenemos unos con otros es la humanidad, y no se puede hacer referencia a ella cuando el animo es cada uno tirar por su lado y abandonar poco a poco lo que podria ser un pueblo unido confiando en un panorama de progreso humanitario en un proyecto en el que el mayor insulto a la inteligencia es mostrarnos como imposible lo que en teoría sin rechistar no debería tener la mas mínima discusión, o lo que es lo mismo, el propósito de al menos algunas de las partes de mantener una confusión, el significado de humanidad no puede contemplarse a la vez que se excluye a otros en su significado, lo que debería ser ciertamente obvio, necesita que todos volvamos a aprender esa obviedad, vaya que sea una obviedad hueca y echemos la echemos o la echen en falta demasiado tarde

  14. Marco Greece Holiday Support

    La Troika (Fundo Monetario Internacional, Banco Central Europeo y Comisión Europea) está matando la economía europea con su política de austeridad.
    Su objetivo es hacer que los países pagan su deuda y intereses, sin ninguna discusión, y sin ningún respeto por la vida de los ciudadanos europeos que sufren las consecuencias de la austeridad.

    Sólo un país está de pie en contra de esto: GRECIA.

    El gobierno griego está luchando no solo por su interés, sino por el interés de todos los europeos. Todos los ciudadanos europeos ven su dinero robado para dárselo a los bancos, y ven sus derechos violados a diario por la política de austeridad.

    Tenemos que apoyar el esfuerzo de Grecia, porque es tambien nuestra lucha!
    Podemos hacerlo de una manera sencilla y divertida:

    Vamos a hacer nuestras vacaciones en Grecia! Vamos a apoyar su economía y gente!

    NO a la austeridad!
    SI a la esperanza!

    SI a Grecia!

    POR FIRMAR ONLINE:
    https://www.thunderclap.it/projects/25474-support-greece-vs-austerity?locale=en

Deja un comentario

En periodismohumano queremos que los comentarios enriquezcan el debate o la noticia. Por eso hay unas normas de decoro a la hora de comentar. Comenta sobre contenido que acabas de leer y evita el abuso de mayúsculas. Si tu texto tiene varios enlaces, puede que tarde un rato en aparecer. Los comentarios son libres y abiertos pero eliminaremos toda referencia que consideremos insultante o irrespetuosa