Ruedas de molino – Luis Acebal

“Los Objetivos del Milenio han sido útiles para movilizar dinero y energías, pero sólo atacan los síntomas de la pobreza, como la malnutrición infantil, la mortalidad materna o las enfermedades, e ignoran las causas más profundas del subdesarrollo y del hambre, por lo que se centran en objetivos meramente estadísticos”, ha asegurado.

A juicio del experto, la comunidad internacional, y en particular los países más ricos, deben modificar su enfoque y atender los obstáculos estructurales que impiden el desarrollo, como la deuda, las políticas de cambio comercial o los paraísos fiscales. “Al permitir la existencia de paraísos fiscales, los países ricos animan a las élites corruptas a seguir tomando el pelo a sus propios pueblos”, denunció. “Los países pobres sufren una deuda externa incompatible con el cumplimiento de los Objetivos”.

A juicio de Schutter, “se debe pasar de un enfoque meramente caritativo a otro enfoque que tenga en cuenta a las poblaciones, a la sociedad civil y, sobre todo, que esté basado en los Derechos Humanos”.

Resumen tomado de la NUEVA WEB del Observatori DESC, Barcelona. Puedes consultar el artículo de Schutter aquí.